Si usted está separado del padre o madre de su niño, una orden de custodia infantil establece dónde un niño vivirá y quién tendrá el poder de tomar decisiones en su nombre.

Una orden de custodia infantil puede minimizar la confusión y el conflicto relacionado con el manejo del tiempo con sus hijos. También puede evitar que padres no aptos tengan acceso sin restricciones al niño. Si usted ya tiene una orden de custodia infantil, podemos modificarla para satisfacer sus necesidades actuales. Una orden de custodia infantil no es sólo para padres. En algunas situaciones, los abuelos u otros cuidadores pueden solicitar los derechos de custodia de un niño.

También tenemos una amplia experiencia en órdenes de custodia que pueden ser beneficiosas en casos de inmigración, tales como las Peticiones de Estatus para Jóvenes Inmigrantes Especiales.