Si tiene miedo de regresar a su país de origen porque teme la violencia por razón de su raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un determinado grupo social, puede calificar para la Green Card a través del proceso de asilo.

Muchas de las víctimas de violencia doméstica, testigos de crimen e individuos discapacitados han recibido asilo en los Estados Unidos. Por lo general, usted debe presentar su solicitud de asilo dentro de un año de haber entrado a los Estados Unidos. Sin embargo, puede calificar para una excepción a este plazo si sus circunstancias personales o las condiciones en su país de origen han cambiado desde su llegada.  La abogada Karen Atzert lo guiará debidamente en cada paso del proceso de asilo.  Le ayudará a contar su historia al juez u oficial de inmigración de la forma más convincente y a presentar los argumentos elaborados cuidadosamente junto con los documentos legales para convencer al juez de que usted merece ganar.